26092017Mar

revista g

31 Ene 2007

Francisco Villar Prieto (1871-1951)

Francisco Villar Prieto, bastante desconocido para la mayoría de sus convecinos, y que tuvo gran renombre, tanto en Francia como en América. Uno de sus cuadros, óleo sobre lienzo, se expone en el Museo de Bellas Artes de Asturias, y  quizá es la única obra de este pintor conservada en Asturias. 

Francisco Villar y Cancio Prieto, nació en Xaraz, en el musgoso verdor y melancólico de Meredo, una aldea asturiana del Concejo de Vegadeo, habitada en aquellos tiempos principalmente por herreros y labradores, y nace el día 29 de marzo de 1871, siendo bautizado el 4 de abril del mismo año, como hijo de: José Villar y Cancio, natural de Mousende, en Taramundi, y de Dña. Josefa Prieto Villabrille, natural de dicho Xaraz. Es nieto por línea paterna de D. José Villar y Cancio, natural de la Vega de Llan, en Taramundi, herrero, domiciliado en dicho Xaraz, y de Dña María Osorio, natural del dicho Mousende. Es nieto por línea materna de D. Pedro Prieto Villabrille, natural del repetido Xaraz, y de Dña. Josefa García de Vior, natural de Porzún, Concejo de Vegadeo.
 
 Siendo Francisco Villar Prieto un adolescente emigra a la Argentina, siguiendo la tendencia de nuestras gentes salir fuera de su estrecha franja de tierra, porque los asturianos en gran parte viven  y hemos vivido fuera de Asturias. Comienza en Buenos Aires los estudios de Enseñanza Media, estudios que pronto abandona para dedicarse al cultivo de la pintura y ya en 1894, con 23 años realiza su primera exposición.
 
 Al año siguiente 1895 se traslada a Roma, donde reside hasta 1899. En 1900 expone nuevamente en Buenos Aires. Poco después viaja por Francia y España, conociendo las obras maestras de sus Museos, parece ser que muy fugazmente visita también los lugares de su infancia, y ya de regreso a Buenos Aires, expone allí de nuevo.
 
 En 1909 se traslada a París, donde reside tres años. De regreso a  Buenos Aires contrae matrimonio con Léonie Mathis; (pintora que nació en Troyes, Francia, el 13 de Marzo de 1883, fue una de las primeras mujeres admitidas por la Academia de Bellas Artes de París -1904-. En sus años de estudiante solía viajar a España, y ese país marco el rumbo de su obra y su vida. Allí se despertó su interés por la luz y la arquitectura y conoció a Francisco, con quién se casó en Buenos Aires en 1912. Vivieron en una quinta en Turdera, y tuvieron nueve hijos. Falleció el 31 de julio de 1952, dejando inconclusa una serie dedicada a la vida de Cristo. No hubo flores en su funeral, la muerte de Eva Perón había dejado sin flores a Buenos Aires.)

 A la Exposición Nacional de Bellas Artes celebrada en Madrid en 1910 envía los lienzos “Las alegres vacaciones” y “El Sediento”. Y en 1911 envía cuadros a las exposiciones de Nueva York y Boston. Participa en varias exposiciones colectivas.
 
 En unión de su esposa traslada al lienzo casi exclusivamente tipos, asuntos y paisajes del norte argentino. Una de sus últimas exposiciones fue la celebrada en la casa Witcomb , de Buenos Aires.
 
 Los tipos que Villar Prieto traslada a sus lienzos, dice la crítica que aún no han sido comprendidos  hoy en dicha capital, arguyendo en contra de su labor, rudeza de línea y brusquedad en el color, tanto en las figuras como en los fondos que las acompañan, pero tal crítica la rebate B. González Arrili, diciendo “que no hay tal rudeza ni tal brusquedad en el colorido, sino que las figuras que otros artistas llevaron a la admiración del público de Buenos Aires intentando hacerlas pasar por representaciones de hombres y cosas de nuestro norte admirable, no fueron más que mentiras, bellas o no, pero, al fin caprichosas, hechas para salas particulares, en que se teme el desentono con los muebles, con el cortinado,”…
 
 El Museo Nacional de bellas Artes de Buenos Aires adquiere “El Aguafuertista”; “El Médico” es comprado por el Museo Provincial de La Plata y el Museo Provincial de Tucumán adquiere “El Esmaltador”. En los años 1921, 1931 y 1933, celebra exposiciones individuales en Buenos Aires, y a partir de esta fecha cultivó preferentemente el retrato.
 
 Fallece Francisco Villar Prieto  en Villa Turdera  Argentina, el 15 de Agosto de 1951.
 
 De uno de sus hijos, Jorge Villar Mathis, en el museo de la capital Quinquela Martín  se puede contemplar el pastel  “Indio Catcheño”.

Marcelino Méndez Pérez

Vegadeo, 1941
Ingresó, en el año 2004, en la Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía.

Lo último de Marcelino Méndez Pérez

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses